La muerte del gato. Lilo Vilaplana y el legado de Titon.

Escena de La muerte del gato. Alberto Pujols, Jorge Perugrría y Bárbaro Marín
La muerte del gato. Lilo Vilaplana y el legado de Titon.
Publicado en Listin Diario
(Cortometraje completo al final del post)

La madurez de la comedia cubana traspasa fronteras. Desde que Tomás Gutiérrez Alea (Titon) la vistió de largo al incorporarle, junto a la risa, la crítica socio-política, el thriller y el drama, esta ha dignificado la pluralidad del cine latinoamericano.

Lilo Vilaplana es un escritor y cineasta cubano radicado en Colombia que ha dirigido las exitosas teleseries “Metástasis” (capítulos 2 y 6) y “El Capo”. El pasado año llevo al cine uno de sus cuentos más emblemáticos. (La muerte del gato)

Alberto Pujols lo ayudó con el guion. El cortometraje se convirtió en un acontecimiento que llegó hasta el festival de Cannes, donde fue exhibido fuera de concurso.

Ubicada en la Cuba de 1989, un día después del fusilamiento del general Arnaldo Ochoa, la pieza denuncia el caliesaje de los Comités de Defensa de la Revolución. Algunos le atribuyen su éxito a su duro cuestionamiento al régimen de La Habana, y a la figura de sus fundadores. Sin embargo, “La muerte del gato” es cine. Brilla por encima de toda pasión. Una crítica épica, pero no exenta del mismo objetivo cuestionador a los despropósitos del chivato cubano (dentro de la revolución) como la producida por otros cineastas de la isla como el propio Titon y Juan Carlos Tabío en “Fresa y Chocolate” (1993). Su contenido, además, refleja una sacralización a la injusticia, la rebeldía y el ajuste de cuentas desde puntos de vista encontrados.

Algo similar sucede en cualquier lugar del mundo donde la realidad es manipulada por unos y mal interpretada por otros.

Aquí hay un trabajo profesional que recuerda algunos de los grandes momentos de Titon, sobre todo en la dirección de actores y en el manejo de la cámara. La economía de recursos, la humildad del discurso cinematográfico y la fortaleza de la historia impactan y trascienden.

No así algunas subtramas que pedían un vuelo mayor y más acabado. Es decir, unos pocos minutos más de metraje.

De cuadro en cuadro, de enfoque en enfoque, de encuadre en encuadre se ensartan imágenes habaneras sirven de telón de fondo a un escenarios colombianos donde se desarrolla historia.

La muerte del gato” es una cinta de actores (no de autor), donde todos saben transformarse en espacios cerrados, únicos lugares donde pueden sacar del alma sus verdades. Espacios donde todo es posible, desde virar fotos al revés hasta vaciar las frustraciones.

Cuatro actores cubanos se echan al hombro la película. Alberto Pujols, Bárbaro Marín, Jorge Perugorría y Coralita Veloz no juegan con el espectador. Sus personajes hacen reír, llorar y aferrarnos a la butaca en busca de esa segunda lectura que no admite referencias.

No estamos frente a una obra “simpática” que en cualquier otra sociedad merece risas y aplausos. No lo es. Por algo está dedicada al laureado escritor Ángel Santiesteban quien, en estos momentos, guarda prisión en La Habana, por ser un libre pensador.

Ficha Técnica:
Países: Cuba y Colombia. Director: Lilo Vilaplana. Guion: Lilo Vilaplana y Alberto Pujols. Reparto: Alberto Pujols, Jorge Perugorría, Bárbaro Marín y Coralita Veloz.

Sinopsis: Tres vecinos planean asesinar al gato de la presidenta del Comité de Defensa de la Revolución de su cuadra para vengar el encarcelamiento de un amigo común, delatado por la referida señora.

Ver cortometraje La muerte del gato online.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...